30 de mayo de 2014

CRÍTICA | MALÉFICA (2014)

Angelina Jolie en Maléfica
La pena que siento por Angelina Jolie en este momento es mayor a cualquiera provocada por sus papeles más dramáticos. Es tal su transformación e intensidad en la piel de Maléfica que es vergonzosa la forma en que la propia película le responde a su esfuerzo. Esfuerzos, eso es lo que se necesita para sepultar uno de los personajes más memorables entre los clásicos de Disney de esta forma. No solo desaparece de nuestras memorias aquella amenazadora emperatriz del mal, sino que la historia alternativa que se ofrece, es presentada con el más escaso de los valores cinematográficos, y con ello incluyo, el básico poder de narrar.

Con unos 45 años de historia retratados en menos de 100 minutos, Maléfica nos une con ese icónico personaje desde su infancia. Habitante del clásico bosque fantástico infestado de criaturas mágicas, Maléfica es un hada de considerable tamaño, con cuernos y alas incluidas. Por más que cargue el nombre menos confiable posible, su infancia es absolutamente feliz, y sus intenciones buenas, incluso ante la llegada de Stefan, un joven humano, a su hogar. Stefan consigue enamorar a la inofensiva hada y durante años ambos se vuelven inseparables gracias a las constantes visitas del joven a este curioso mundo.

Pasados los años, Maléfica (Jolie) deja de recibir visitas de Stefan (Sharlto Copley), quien cada vez abraza más a su mundo humano, y el poder en el mismo. Mientras tanto, el poder del reino pretende aplastar a aquel que no comprende, localizado en ese mágico bosque. Con un ejército listo para atacar al poblado fantástico sin ninguna razón aparente, Maléfica desata su furia sobre los humanos, quienes se rinden y vuelven a su castillo. Ante la derrota, el rey ofrece su lugar a aquel que pueda aniquilar a Maléfica, y ante dicha oportunidad, Stefan aprovecha su contacto con la criatura. Con algo de inquietud ante su objetivo, Stefan solo se lleva sus alas, lo que resulta ser prueba suficiente para el rey, quien le entrega su corona, y traición horrorosa para la protagonista.

Desde este punto, por fin nos adentramos en la verdadera historia de La Bella Durmiente junto al nacimiento de Aurora (Elle Fanning), la maldición de Maléfica y todo lo que ya conocemos, o que aparentemente pensamos conocer. Y ahí está el primer tropiezo, darle un giro tan grande a un clásico. Uno que para aquellos detrás de la cámara, vale tan poco como la dignidad de un personaje que hizo su fama mediante a una actitud vil. Para empezar, por más que el film pretenda introducir a su protagonista como villana y heroína, no hay excusa, Maléfica es descrita y establecida como una heroína. Es un personaje tan distinto y retocado que su solo nombre deja de tener algún sentido, a medida que la talentosa guionista Linda Woolverton (La Bella y la Bestia, El Rey León), presenta distintas excusas para sentir simpatía por el malvado personaje. El único problema es que olvida hacer al mismo alguien ruin en un principio.


Quizá no recuerden la magnitud de la maldad, pero Maléfica era alguien que alguna vez supo convertirse en un terrorífico Dragón para intentar quemar vivo al elemental príncipe encantador. Alguien que se sintió indignada de que no fuera invitada al nacimiento de la hija del rey, y que por tanto decidió condenar a dicha infante a morir en cuanto cumpliera 16 años. Pero eso no ocurre acá, ella maldice a la niña para que duerma por siempre e incluso participa en peleas de lodo. Es decir, cualquier filo que esta cinta gano con su anuncio es derrocado, y la única solución para hacer eso viable es convertir al resto de los personajes en villanos, o seres inservibles en general. Deberíamos recordar que Maléfica se convirtió en una antagonista icónica, y no hay absolutamente nada icónico en la maldad del rey Stefan, quien cumple con todos los pasos perversos, entre un patético golpe a un secuaz, el clavar un cuchillo en una mesa, y por supuesto, la esencial caída en la demencia.

Así que destrozando el personaje en que debemos centrarnos, y del que supuestamente oiremos su “historia real”, Maléfica también se encarga de avergonzar la memoria del clásico animado de 1959, en el que se basa. Personalmente, debo quitar mis expectativas del medio, esas de ver la historia desde el punto de vista del villano, ya que éste es otro relato por completo, uno especialmente más desordenado y en busca de un tono. Sí, todos esos ambientes oscuros se alzan con orgullo, pero corriendo y deteniéndose sin ningún aviso, nada consigue adherirse al carácter del film, el cual parece ser tétrico un momento y completamente infantil en otro.

Deberíamos tomar de ejemplo a las inolvidables hadas de La Bella Durmiente, Fauna, Flora y Primavera, las cuales reciben el trato más devastador de todos. Intentando presentar un producto que deje satisfecho a cualquiera, el encanto, ternura y buenas intenciones de esos tres personajes es intercambiado por tontería y patético humor. Esas hadas, que alguna vez fueron protagonistas de esta querida historia, son retratadas sin cariño y con dudosas actitudes, lo que representa la falta de interés en el material. Ver a esas tres, quienes siempre han sido las encargadas de cuidar a Aurora, olvidando darle de comer a la niña me parece casi insultante, y hablo de un par de personajes animados…

Si de por si todos sus pasos no fueran en direcciones equivocadas, existe una preocupante incompetencia a la hora de narrar. Podemos enumerar las jugadas. Tenemos la presencia de una narradora que va y viene sin demasiada consistencia, el film baraja unos aproximados 50 años en un poco más de 90 minutos, y por último, lo que denominaríamos “Introducción” o “Preparación” abarca un justo tercio del asunto. Hagamos las cuentas, conociendo su duración y pasada esa primera media hora, estaba convencido de que el simple manejo del tiempo estaba en contra de Maléfica. Así es como el film acelera y se detiene sin aviso, como aprieta una escena casi calcada de La Bella Durmiente en medio, y como avanza 16 años en cuestión de 10 minutos. Nunca recomendaría lo siguiente, pero hubiera preferido verlos volar en solo un par de segundos, o al menos sé que algo más hubiera podido respirar en consecuencia de ello.


Aceptando que las posibilidades de cosechar más odio por este producto aumentarían, no existe forma satisfactoria de relatar lo siguiente en menos de dos horas. Dejando los años de lado, y aislando a Jolie, ninguno de los personajes consigue algo similar a un desarrollo, estando impulsados únicamente por un objetivo. Lo mismo cae en los hombros de Woolverton, quien no le deja nada al resto del reparto. Sabiendo que Sharlto Copley es capaz de darnos un villano demente y amenazador, su interpretación se reduce a mirar al vacío, perder la cabeza y tomar decisiones sin demasiado sentido. Más abajo yace Brenton Thwaites, quien nos trae al príncipe Phillip. Si, en realidad hay un príncipe en esta historia, pero su presentación no llega hasta el último tercio, donde obviamente no tiene nada que hacer. Si ya estábamos en un camino con cientos de cambios, me encantaría oír la verdadera necesidad de introducir al personaje. No me importa que tan escaso tiempo este en escena, simplemente no debería estar ahí.

Sobre Angelina Jolie, mi decepción al ver lo que la rodea es devastadora. Si existe algo para apreciar en el film es el esfuerzo de la actriz, quien no solo se ve idéntica al personaje animado, sino que hace que apreciemos, aunque sea un poco, el nuevo trato de la protagonista. Mientras dialoga con Sam Riley, quien le da vida a su secuaz, la cinta al menos logra pulir un par de escenas, las cuales no avanzan la historia y es por ello que funcionan. Aun así, todo esto no hace más que reforzar la traición del personaje, quien podría haber vivido en el cuerpo de Jolie con gran presencia.

Por último, Robert Stromberg merece su mención, guiando el camino de todos los elementos anteriores. Siendo un reconocido veterano en efectos visuales, el responsable de este debut sabe manejar lo digital, pero claramente carece de lo demás a la hora de grabar. Prácticamente, los oscuros ambientes y criaturas consumidas por el bosque se ven espectaculares, pero nada de ello consigue salvarnos, o siquiera distraernos, de los demás conflictos. Uno puede quedarse con lo positivo y creer que hizo un buen trabajo con Jolie, pero viendo a sus coprotagonistas, estoy bastante seguro de que ella debió arreglárselas por sí misma en estos paisajes digitales.

Si soy sincero, el film si consigue culminar de forma positiva, al oír el excelente cover de “Once Upon a Dream” de Lana del Rey, a medida que los créditos se hacen con la pantalla. Pero refiriéndome a las verdaderas sorpresas del clímax, no hay nada que no nos recuerde al acierto que Disney tuvo con Frozen. Olvidando la absoluta repetición de una de sus ideas, este film vuelve a jugar con la creación de nuevas heroínas, tarea que la mencionada película animada cumplió con méritos, y que acá falla desde que eligieron a este personaje para llevar acabo el trabajo. Admiro y apoyo dicho cometido, pero darle la espalda, e insultar en ciertos momentos, a un legado de más de 50 años no es precisamente lo ideal. La Bella Durmiente es tan traicionada como su memorable villana, y topándose con la posibilidad de probar algo distinto, Maléfica no hace nada más que recibir una maldición de sus propios creadores.

28 de mayo de 2014

ESTRENOS DE HOY (29/05/14)

MANUAL DEL MACHO ALFA (2014) – Película de la Semana
Dirección: Guillermo Kloetzer
Calificación: Apta a Mayores de 12 Años.
Duración: 1hr 12m
Género: Documental
Elenco: Cesar Troncoso

Cines: Movie Montevideo Shopping – Movie Nuevocentro
MALÉFICA (2014)
Dirección: Robert Stromberg
Calificación: Apta para Todo Público.
Duración: 1hr 37m
Género: Fantasía
Elenco: Angelina Jolie, Sharlto Copley, Elle Fanning, Sam Riley, Juno Temple y Imelda Staunton.

Cines: Movie Montevideo Shopping (3D) – Movie Punta Carretas (3D) – Movie Portones (3D) – Movie Nuevocentro (3D) – Grupocine Ejido (3D) – Grupocine Punta Carretas (3D) – Grupocine Rivera (3D) – Life 21 (3D) – Life Costa Urbana (3D) – Life Punta Shopping (3D) – Grand Prix

SILENCIO DEL MÁS ALLA (2014)
Dirección: John Pogue
Calificación: Apta a Mayores de 15 Años.
Duración: 1hr 38m
Género: Terror
Elenco: Jared Harris, Sam Clafin, Erin Richards y Olivia Cooke.

Cines: Movie Montevideo Shopping – Movie Portones – Movie Nuevocentro – Life Costa Urbana – Life Punta Shopping
LA MIRADA DEL HIJO (2013)
Dirección: Calin Peter Netzer
Calificación: Apta a Mayores de 12 Años.
Duración: 1h 52m
Género: Drama
Elenco: Luminita Gheorghiu, Bogdan Dumitrache, Ilinca goia y Natasa Raab.

Cines: Movie Punta Carretas – Life Alfabeta
EN EL CAMINO (2012)
Dirección: Walter Salles
Calificación: Apta a Mayores de 18 Años.
Duración: 2hr 04m
Género: Drama
Elenco: Sam Riley, Kristen Stewart, Garett Hedlund, Amy Adams, Kristen Dunst y Viggo Mortensen.

Cines: Life Alfabeta
AL FILO DEL MAÑANA (2014) – Pre-Estreno
Dirección: Doug Liman
Clasificación: Sin Calificar
Duración: 1hr 53m
Género: Acción/Ciencia Ficción
Elenco: Tom Cruise, Emily Blunt, Bill Paxton y Brendan Gleeson.

Cines: Movie Montevideo Shopping (Trasnoche Viernes y Sábado) – Grupocine Punta Carretas (Domingo 22:30) – Life Punta Shopping (Domingo 22:20)

CRÍTICA | MANUAL DEL MACHO ALFA (2014)

Creo que muchos acabaran sorprendiéndose ante la siguiente declaración, pero estoy convencido de decir que Manual del Macho Alfa es fácilmente una de las mejores películas uruguayas, si no es la mejor. Si nombrara cada título en la filmografía local que he visto, es muy probable que termine con el ingenioso y carismático documental de Guillermo Kloetzer por encima del resto, ya que ninguno de los demás trabajos han sido capaces de cumplir con todas sus expectativas. Con esto en mente, este proyecto aun consigue lo más difícil, es un film cuya conexión no solo yace en el involucramiento de los espectadores nacionales, sino que puede ser abordado y disfrutado por cualquiera. Como debe ser…

El objetivo presentado se divide en dos, al toparnos con la humorística idea de comparar las actitudes de un macho alfa entre lobos marinos y humanos. Desde ahí, uno no solo se concentra en ese cómico enfoque, sino que se deja llevar por la naturaleza de estas criaturas que, si somos sinceros, si comparten una condición “sentimental” con nosotros. En unos 12 pasos, nos adentramos en la vida de un par de lobos marinos, centrados principalmente en aquel cuyo destino será convertirse en un macho alfa. Pero no debemos dejarnos llevar por la dirección tentada en su título, hay bastante más que aprender sobre estos mamíferos acuáticos.

Hablando de carisma, el proyecto liderado por Kloetzer abunda en dicha área. No solo me refiero a la comedia o ternura que ofrecen los animales, sino a la simpática, pero nunca tonta, narración de Cesar Troncoso. Jugando con un astuto guion, la guía que va ofreciendo Troncoso es una de las claves para hacer de éste paseo algo más hábil, el cual consigue utilizar un lenguaje tanto coloquial como indicado a la hora de explicar la naturaleza de los protagonistas.

Adhiriendo algo más a la casi tradicional monotonía de un documental; además de no aprovecharse de su bienvenida, Manual del Macho Alfa es acompañada por una ágil animación de Alfredo Soderguit (Anina) junto a cada capítulo en la guía ficticia. Son esos detalles los que la separan de otros trabajos similares, dejando que algunas caricaturescas señales o un par de dibujos hagan la diferencia. Por tan simple o tonto que suene, el cine uruguayo, y no hablo solo de documentales, carece de toques creativos o separadores ambiciosos. Estos simples elementos califican como tal, innovan un concepto de por si interesante, y el resultado consigue lo más raro en nuestro cine, ser principalmente disfrutable.

Existe un momento en este relato donde la idea de Kloetzer deja de ser solo una curiosidad y logra avanzar hasta su objetivo. Si bien ocurre en sus últimos minutos, creo que resulta valiente ver como todo lo que ha construido hasta este punto se desmorona bajo la mirada de un final tan cómico como cierto. Si miramos atrás en esos 80 minutos, la supuesta consigna nunca fue cumplida, y esta no recibe una respuesta hasta acercarnos a sus créditos. Terminado el asunto, uno valorara y reflexionara sobre esa verdad en la que el film decide enfocarse. Pero la misma no carga con el peso de lo visto, el enfoque didáctico lo hace; admirando a los responsables, quienes nos atraen a estas locaciones con promesas frescas y logran que las abandonemos con algo aún mejor, genuino interés por lo aprendido.

Con un memorable acompañamiento musical que combina con la narración y el tono, Manual del Macho Alfa nunca no falla en lo que intenta, y si bien no baraja expectativas gigantescas, las que tiene, y son respetables, las cumple. Quizá uno no pueda declararla como el mejor trabajo uruguayo, pero olvidando lo que eso significa, no hay duda de que no son muchos los proyectos nacionales que hayan conseguido dejarme tal satisfacción.

26 de mayo de 2014

Gareth Edwards se gana un enorme futuro con otra “Godzilla” y más “Star Wars”.

Incluso con sus constantes tropiezos, Hollywood suele dar excelentes oportunidades cuando el talento está claro. Gareth Edwards, quien comenzó digiriendo una pequeña historia de monstruos titulada Monsters, fue reclutado para darle un nuevo tono al rey de los monstruos, Godzilla; y como sabrán los que ya la hayan visto, nadie se interpuso con su visión.

Su primer film utilizo la misma idea, no levantar la manta rápidamente y darnos lo más esperado en sus primeros minutos, y el simple hecho de que un estudio como Warner Bros. permita hacer todo esto en una superproducción como Godzilla va más allá. Esto debería servir de lección, siendo esta apuesta la que permita ver más de Godzilla en el futuro, sabiendo que luego de un solo fin de semana en cartel, Warner Bros. confirmo una secuela del film, también dirigida por Edwards.

Desde este punto comenzaran los rumores sobre los monstruos que se unirán a Godzilla en la próxima entrega y las preguntas de como ejecutara Edwards una cinta donde su criatura ya ha sido revelada. Pero, no deberíamos tomarnos demasiado en serio dichos comentarios al respecto ya que Edwards ya tiene algo más entre manos, algo tan gigantesco como Godzilla, o quizá más.

Entre los planes de Disney por regalarnos más aventuras en el universo de Star Wars, las cintas alejadas de ser “Episodios” eran una posibilidad, apuntando a extender la vida de algunos personajes fuera de los argumentos principales. Edwards es el primero confirmado para dirigir una de estas, preparando la misma para un estreno en Diciembre de 2016.

¿De qué tratara? Quien sabe, así como no sabemos nada de esa segunda Godzilla en el horizonte del 2018. Ahora, en lo que me concierne, odio centrarme en planes a tan largo plazo, pero creo que el punto que intento reforzar es que existen momentos en que algunos estudios hacen decisiones correctas y valoran el talento, sabiendo que quizá sea más importante tener un producto algo arriesgado pero con posibilidad de resaltar el doble. Porque, si debo referirme a Godzilla, incluso aquel espectador que no disfrutó dicho espectáculo tiene claro de que ese film intento algo distinto, y creo que solo eso es más admirable que volver a ver otro sin fin de monótonas destrucciones.

En una semana donde alguien tan talentoso como Edgar Wright (Hot Fuzz, Scott Pilgrim vs the World) debió renunciar a Ant-Man de Marvel Studios por defender su visión, aun me alegro que alguien más lograra hacer exitoso algo como esta Godzilla, y que ya tenga más trabajo preparado para el futuro.

25 de mayo de 2014

Luego del éxito de “Frozen”, Disney presenta su nuevo proyecto animado, “6 Grandes Héroes”.

Una de las muchas preguntas asociadas a la fusión de Marvel y Disney fue la posibilidad de ver a los célebres héroes de historietas dentro de un marco animado. Es cierto, no estaré refiriéndome a Iron Man o Hulk, pero podemos decir que si veremos una adaptación de Marvel como parte del cine animado. En la forma de 6 Grandes Héroes.

Titulada Big Hero 6 en Norteamérica, la película adaptara el comic del mismo nombre en el que un joven experto en robótica, Hiro Hamada, se une a un equipo de héroes cuyo objetivo es defender la ciudad futurista de San Fransokyo de múltiples amenazas. Durante este primer avance, Hiro es presentado de la forma más cómica posible en la que vemos sus habilidades construyendo robots, las cuales tienen un par de inconvenientes. A decir verdad, no creí que un trailer tan corto pudiera cumplir con mis expectativas, tras haber disfrutado tanto de los dos últimos trabajos de Disney Animation (Frozen y Ralph El Demoledor), pero creo haber visto este minuto y medio unas cuantas veces y eso dice lo suficiente.

La película llegara a nuestro cines el próximo 1º de Enero.

Woody Allen presenta su nueva película con el trailer de “Magic in the Moonlight”.

Una de las sorpresas del ya concluido Festival de Cannes de este año fue la ausencia del trabajo más reciente de Woody Allen, Magic in the Moonlight, ya que a solo un par de meses de su estreno parecía el momento perfecto para escuchar algo de la anual película de Allen.

Sin saber de qué trataba hasta ver su trailer, estaba muy sorprendido de que el mismo no mantuviera mi atención con una primera mirada. Luego de una segunda, por alguna razón muero por verla. Quizá sea lo poco que me recordó Blue Jasmine a otros trabajos de Allen. No es decir que su último esfuerzo no haya sido digno, todo lo contrario realmente, pero sinceramente, creo que este tipo de tono es el que uno espera ver de su cine, que de vez en cuando es lo que necesito o quiero ver. Ya saben, ese carisma y diálogos de Woody Allen, perfectamente reflejado en este avance.

Sobre argumentos, la cinta ve a Colin Firth intentando destapar la fachada de una adivina interpretada por Emma Stone. Lo que sigue a esa trama son paisajes franceses hermosos, romance y un toque de clásico humor. ¿Qué acabara siendo realmente la cinta? Bueno, es una parte del juego que el director esta acostumbra a exponer, enterarnos que género o que tipo de historia pasara por sus confiables manos.

Preparada para ser lanzada el próximo 25 de Julio en Norteamérica, el film no se tomara demasiado tiempo en llegar a nuestras pantallas sabiendo que los trabajos de Allen son distribuidos con agilidad. Sin embargo, en la espera, pueden disfrutar del trailer a continuación.

24 de mayo de 2014

CRÍTICA | X-MEN: DÍAS DEL FUTURO PASADO (2014)

James McAvoy y Patrick Stewart en X-Men: Días del Futuro Pasado
Luego de dar un paso literal hacia atrás, la franquicia de X-Men recibió el respiro que necesitaba gracias al trato de Matthew Vaughn en X-Men: Primera Clase, siendo madura, diferente y dueña de una cuota de seriedad. La consigna de X-Men: Días del Futuro Pasado es olvidar dichos cambios y volver a corromper su franquicia en los brazos del cine de superhéroes, aumentando el tamaño e infestado sus esquinas con cientos de personajes. Con esas apuestas de por medio, el regreso de Bryan Singer a la serie mutante aun es capaz de superar sus contratiempos, combinado lo mejor de dos mundos en un ágil e inteligente entretenimiento que nunca se detiene, y nunca esperas que lo haga.

Introduciendo un mundo post apocalíptico protagonizado por los mutantes contemporáneos, la Tierra se ve devastada ante una solución en contra de la sociedad mutante. Frente a la amenaza de los Centinelas, androides construidos para exterminarlos, los X-Men han sido eliminados uno por uno, topándonos con los últimos sobrevivientes en un remoto templo de China. Estos pocos forajidos, incluidos Wolverine (Hugh Jackman), Magneto (Ian McKellen), el Profesor X (Patrick Stewart) y Sombra (Ellen Page), así como otros, se reúnen para dar un último esfuerzo e intentar acabar con esta guerra incluso antes de que comenzara.

Days of Future Past establece una evolución más en los poderes de Sombra, dándole la habilidad de enviar conciencias a sus cuerpos en el pasado. El año en la mira será 1973, donde el científico Bolivar Trask (Peter Dinklage), responsable de crear a los Centinelas, es asesinado por el mutante camaleón, Mystique (Jennifer Lawrence). Este evento desato la creación de los Centinelas modernos, aún más poderosos, inteligentes e imparables que los ideados por Trusk.

En sí, es un viaje en el tiempo bastante ingenioso si me preguntan. Ya que, el mismo es demasiado peligroso para una mente cualquiera, seguro destrozándola durante el camino. Entonces, ¿Cuál es la única mente capaz de regenerarse? Wolverine es el elegido para viajar en el tiempo, donde deberá reunir a los jóvenes Charles Xavier (James McAvoy) y Erik Lehnsherr (Michael Fassbender) para detener a su aliada mutante de cometer un simple acto, el cual condenara a su especie a la oscuridad.

Debe ser señalada la cantidad de tiempo necesaria para exponer la trama con un poco de detalle. La misma es notablemente más extensa que lo presentado arriba, y entre ello y la cantidad excesiva de personajes mencionados, y por mencionar, es asombroso como este film consigue ponerlos a todos en el lugar correcto. No solo sabe tratar a sus personajes, sino que nunca defrauda la calidad de su intrigante idea, sin caer en lo complejo de la misma pero manteniendo su ritmo para que evitar detenernos en sus baches, notorios solo una vez que la historia llega a su fin.

Por más que combine ambas líneas de tiempo, saltando entre ellas con astucia, Días del Futuro Pasado es esencialmente una secuela a X-Men: Primera Clase y un efectivo de limpieza para la franquicia en general, la cual ha recibido algunos golpes durante los últimos 14 años. Pero dejando que eso último forme parte de la experiencia, si puedo agradecer el hecho de que el film base sus principales acciones en los 70. Es casi el escenario perfecto en papel y escena, reuniendo una vez más a McAvoy y Fassbender a medida que chocan como lo jóvenes líderes de los X-Men.

Hugh Jackman, Nicholas Hoult y Michael Fassbender en X-Men: Días del Futuro Pasado

Volviendo a comandar la pantalla, Fassbender capta una vez más la sombría y poco confiable actitud de Magneto, enseñando que incluso 10 años después, él no ha cambiado. Ahora, Charles Xavier, él es diferente, viendo a James McAvoy afrontando los incontables reveces que ha sufrido desde que perdió la capacidad de mover su piernas. Además de oír acerca de dicho sufrimiento en el pasado, el actor lo refleja en su cara constantemente, dejando que sus cambios de parecer sean tanto difíciles como creíbles. Tampoco molesta saber que la mejor escena de la cinta este centrada en McAvoy y Patrick Stewart a medida que tienen una conversación sobre el precio de luchar por lo que es correcto. A falta de uno claro, aun creo que el protagonista del film es Xavier, y esa si fue una sabía decisión.

Acerca de aquello rodeando a los mutantes modernos, la mayoría es exposición para encender la trama, o acción, orquestando algunas de las mejores secuencias de combate de la película, y probablemente de lo que va del año. Volviéndose muy inventivos con cada superpoder, cada personaje sabe cómo usar al máximo sus poderes, resultando en momentos muy memorables, entre los que el uso de un par de portales violetas llama principalmente la atención.

Si hablamos de poderes, la adición de Quicksilver (Evan Peters) a la franquicia es de las más resonantes gracias a su particularidad, siendo la persona más veloz del planeta, y con diferencia. Por más que sea divertido verlo pasar desapercibido por doquier, una secuencia en particular nos regala la mejor visión de rapidez, dejando que lo veamos de la forma más lenta posible. Uno queda asombrado, a la vez que sonríe, y eso ya cubre la cuota de superproducción diseñada para disfrutar.

Centrado en ese cine taquillero general, al igual que First Class, Days of Future Past se valora mejor por su argumento y conflictos, que por sus escenas de acción. Sin ir más lejos, toparnos con un climax claramente grande que no consiste en una gigantesca batalla es reconfortante. Si hay destrucciones y momentos que lucen los poderes mutantes, pero todos ellos empujan la historia adelante, no solo nos distraen por un momento entre golpes sin fin. No hay nada más que apuestas altas en este último acto, y si bien no evoca la tensión e involucramiento de su predecesora, si se acerca, jugando con elementos similares pero con resultados diferentes.

Fuera de la pantalla, uno puede sentir el regreso de Bryan Singer detrás de la cámara, quien tras abandonar a los mutantes en 2003 con la memorable X-Men 2, provoco un descenso de calidad para la franquicia. Aun habiendo querido ver a Matthew Vaughn dirigiendo esta secuela, Singer demuestra ser la elección necesaria para la serie, siendo aquel que la inicio. No solo hace un trabajo estupendo, el director declara ingeniosamente que esta franquicia le pertenece, y viendo como aborda el material, probablemente tenga algo de razón. Incluso si mi capitulo favorito siga siendo aquel dirigido por Vaughn.

Utilizando viajes en el tiempo para asegurar su futuro, X-Men acierta su siguiente paso y hace todo lo posible para unir sus capítulos en una sola línea de tiempo. Algo complejo, sabiendo que hay decenas de incoherencias entre ellos, pero la clave de Days of Future Past está en agilizar todos sus momentos cuestionables, de forma que ninguno pueda ponerse en duda. Así es como el buen ritmo, la inventiva acción y un excelente porcentaje de drama la hacen una experiencia ideal en esta serie mutante, la cual, podría despedirse satisfactoriamente desde este punto.

21 de mayo de 2014

ESTRENOS DE HOY (22/05/14)

X-MEN: DÍAS DEL FUTURO PASADO (2014) – Película de la Semana
Dirección: Bryan Singer
Calificación: Sin Calificar.
Duración: 2hr 10m
Género: Acción/Ciencia Ficción
Elenco: Hugh Jackman, James McAvoy, Michael Fassbender, Jennifer Lawrence, Ian McKellen y Patrick Stewart.

Cines: Movie Montevideo Shopping (3D) – Movie Portones (3D) – Movie Nuevocentro (3D) – Grupocine Ejido (3D) – Life Punta Carretas (3D) – Life 21 (3D) – Life Costa Urbana (3D) – Life Punta Shopping (3D) – Stars Light Colonia (3D)
AMOR ETERNO (2014)

Dirección: Shana Feste
Calificación: Apta para Todo Público.
Duración: 1hr 45m
Género: Romance/Drama
Elenco: Alex Pettyfer, Gabriella Wilde, Bruce Greenwood y Robert Patrick.

Cines: Movie Montevideo Shopping – Movie Portones – Grupocine Punta Carretas – Life Punta Shopping – Stars Light Colonia

20 de mayo de 2014

Marvel hace funcionar lo bizarro con otro gran trailer de “Guardianes de la Galaxia”.

De verdad, luego de Capitán América y el Soldado del Invierno, Marvel y Disney han establecido un buen sabor para el 2014 antes de finalizar la segunda fase en el “Universo Cinemático de Marvel”. ¿Cómo seguir dicho éxito? Pues con algo completamente diferente, una cómica y bizarra versión de Star Wars. Hablo de Guardianes de la Galaxia, una cinta con el potencial más extraño posible, cambiando radicalmente sus juegos de comics y superhéroes.

Esta semana, a casi dos meses de su estreno, Disney nos dio el vistazo completo a su decidida apuesta, donde la comedia, la acción y lo intrépido están a la orden del día. Protagonizada por un humano, un árbol parlante, dos alienígenas y un mapache con pistola, este grupo de rufianes sirven de héroes en un avance bastante espectacular, donde su simple reparto de personajes es suficiente como para guiar esta demencia. Una demencia que podría acabar funcionando.

Guardianes de la Galaxia llegara a nuestras pantallas el próximo 31 de Julio.

CRÍTICA | ROMEO Y JULIETA (2013)

Hailee Steinfeld y Douglas Booth en Romeo y Julieta
¿Necesitamos desarrollar la importancia de Shakespeare en la historia de la literatura? No lo creo. Así de icónicas son las palabras del autor, recordando además que aquellas pertenecientes al romance entre Romeo y Julieta son algunas de las más reconocidas. Sin embargo, esas palabras no pueden ser repetidas o recreadas por cualquiera. Lo que ocurre cuando es intentado sin la capacidad correcta es una completa catástrofe, ya que los diálogos de Shakespeare son particulares, y usarlos sin cuidado puede alterar sus intenciones. Olvidemos el doloroso romance, existen dos aspectos acreditables a esta nueva versión de Romeo y Julieta. Por un lado, su naturaleza como sentencia dentro de una sala de cine, y por otro, lo sencillo que es burlarse de ella cada vez que abre su boca.

Al igual que no pretendo expandir sobre la relevancia de William Shakespeare, tampoco iré demasiado lejos para desarrollar la trama de una de sus obras más celebres. No debo hacerlo tampoco, dado que nos topamos con una adaptación completamente vacía en innovaciones, o razones para volver aquella Inglaterra donde el enfrentamiento entre los Montesco y los Capuleto era el evento de la ciudad. Sin alteraciones emocionantes y casi sin actuaciones relevantes, nadie debería hacerse ilusiones con este producto. Eso que todos esperan, ocurre, y durante los 110 minutos previos, nada convierte el suceso en algo relevante.

Si debo ser franco, creo que el momento en que una historia recibe el tratado de Baz Luhrmann, utilizado en la reciente adaptación de El Gran Gatsby o en Romeo + Julieta, debería ser el punto final de dicha adaptación. A esa altura, aquel relato ha recibido hasta el último apretón, exprimiendo todo su potencial. No significa que cualquier otra versión no pueda mantener nuestra atención si no se viste de brillantes y se desarrolla en el futuro. Dicho eso, no puedo evitar que este tipo de idea acabe con la poca vida que tiene el tratado que presenta Carlo Carlei en esta ocasión.

No solo se necesita un presupuesto bajo, que se nota en unas cuantas secuencias, para perder el norte en una historia de estas sensibilidades, donde cada palabra debe ser poética. Adquiriendo el trabajo de la nominada al Oscar, Hailee Steinfeld (Temple de Acero) para interpretar a Julieta, uno se percata ágilmente de que la dirección sobre este elenco es definitivamente menor a la necesaria, sabiendo que Steinfeld tiene talento. Si su co-protagonista, Douglas Booth, lo tiene, eso no es notorio en esta ocasión, sabiendo que verlo recitar frases de Shakespeare es vergonzoso para el espectador, siendo difícil creer alguna de las palabras que repite constantemente. Pasados 60 minutos, oírlo referirse a sí mismo en tercera persona, entre dolor y supuesto amor, es el límite de lo soportable. Fuera de su personificación, si bien no estoy al tanto de que sea un problema en la obra original, el personaje de Romeo resulta demasiado frustrante. Entre sus interminables actitudes infantiles hasta la simple forma en que se enamora de Julieta, su personaje es problemático durante la mayor parte de la cinta. Lo que, siendo el protagonista, pasa de ser algo cómico a un conflicto sin respuesta.

Luego esta Paul Giamatti, quien merece la única mención positiva en el asunto. No hace falta saber de ante mano de lo que es capaz, el actor trae el mejor de sus juegos a esta adaptación, lo deja todo en la piel del Fraile Lawrence. No solo es convincente, estoy bastante seguro de que su papel debió ser extendido durante el montaje. Ano confundirse, tampoco se trata de una revelación, es el simple contraste de alguien capaz de trabajar con el material y hacer de sus líneas algo coherente y creíble. Puede que se trate del estado de las demás escenas, pero las secuencias con Giamatti hacen el trabajo sucio de mover adelante un film estancado.

Durante un pequeño instante, decidí pensar en que diría Shakespeare de este insípido retrato de su obra, y si soy sincero, ni siquiera puede resumir dicho pensamiento centrándome en el hecho de que el escritor se asustaría al ver a un par de personas actuando dentro de un rectángulo en la pared. Supongo que eso debería hablar del poco interés que ofrece esta interpretación de un clásico de por si exhausto. Creo que adjuntarle una adaptación como ésta a cualquier otro trabajo del dramaturgo inglés sería un delito. A este punto, debemos desear que no ocurra. Aunque, no puedo imaginar quien querría convertir otra parte de un legado literario en algo tan peligrosamente agobiante.

17 de mayo de 2014

Michael Bay desata sus explosiones con el cargado avance de “Transformers: La Era de la Extinción”.

Debo admitir que más temprano en el año por poco agrego el regreso de los Autobots en Transformers: La Era de la Extinción a mi lista de más anticipadas. Por puro y simple entretenimiento prácticamente. Si algo he aprendido de ver a Michael Bay (Transformers, Bad Boys) destrozando e incendiando edificios con pirotecnia, es que sabe cómo filmar acción, incluso si todo lo demás falla catastróficamente.

Amenazando con abandonar esta franquicia en cierto momento, el embajador de los robots gigantes y presupuestos desorbitados vuelve para prometer un aire más serio para acompañar otra batalla entre Transformers, pero tengo claro que si eso falla, el resto estará intacto. Una de las certezas en los films de Bay, apoyada por este nuevo y explosivo trailer.

Aprovechando los eventos de la última entrega (El Lado Oscuro de la Luna), esta cuarta parte rescata algo similar a un argumento competente entre sus batallas. Por supuesto, eso dura poco a medida que los robots comienzan a despedazarse y el siempre protagonista, Optimus Prime, cabalga sobre un “Dinobot” blandiendo una espada. Francamente, no se me ocurre nada más tonto, pero a su vez, eso es exactamente lo que suelo esperar de esta franquicia, acostumbrada a que dejes el cerebro en la puerta de la sala. O bueno, quizá en la boletería, para asegurarse de que no estorbe.

Transformers: La Era de la Extinción irrumpirá en nuestras salas el próximo 17 de Julio.

16 de mayo de 2014

CRÍTICA | GODZILLA (2014)

No son demasiadas las secuencias en Godzilla, de Gareth Edwards (Monsters), en las que somos capaces de ver al rey de los monstruos en toda su gloria. Prácticamente, darle un buen vistazo a la criatura del título es una tarea compleja. Pero hay una razón para dicho percance. Mientras nos enfrentamos a la incertidumbre de como lucirá, el momento de revelación nos golpea, y resulta ser verdaderamente intimidante. Entonces, son esos instantes de considerable magnitud los que justifican las decisiones de esta superproducción, una interesada tanto en el espectáculo como en los humanos escapando de él.

Aceptemos la ciencia de que algunos monstruos prehistóricos han formado parte de nuestro planeta bajo el océano. Alimentándose con radiación, éstos no han pisado la superficie en años, estando satisfechos con las energías provenientes del núcleo de la Tierra. Por supuesto, a medida que el tiempo transcurre, los humanos se encargan de atraerlos a nuestras puertas, ya que, como bien sabemos, no somos ningunos extraños para la radiación.

Tras muchas actividades sísmicas y descubrimientos cuestionables, Joe Brody (Bryan Cranston) indaga las rarezas de estos acontecimientos, resultando en la simple verdad de que no existen coincidencias en ellos. Ford (Aaron Taylor-Johnson), su hijo, le da una visita en Japón, el antiguo hogar de su familia, y en contra de todas sus creencias, decide asistirlo con su investigación. Si bien se adentran en territorios supuestamente peligrosos, las fachadas comienzan a revelarse y las gigantescas realidades ven la luz del día.

No le toma demasiado tiempo a Edwards para convertir sus argumentos científicos en una película de monstruos, en la que ni siquiera Godzilla es capaz de comandar toda la atención. Este remake de aquel clásico japonés de 1954 retoma las raíces del casi dinosaurio durante toda su historia, donde no vemos monstruos, sino animales. ¿Cuáles son los comportamientos de un animal? El apareamiento, la búsqueda de alimento, la supervivencia y la defensa de territorios. Estas criaturas acaban con todo a su alrededor con tal de cumplir su objetivo, y lógicamente, acabaran respondiendo a un ataque, pero algo debe quedar claro, no hay pura maldad en ellos. Son guiados por su instinto.

No debemos malinterpretar sus intenciones u objetivos, a la vista está que estos masivos monstruos desatan un considerable caos. Durante el correr de esta catastrófica travesía, las amenazas vagan por el mundo haciendo estragos, posicionándolos automáticamente como villanos. A su vez, si bien deseamos ver a Godzilla aplastando a sus enemigos, entre los cuales llegamos a estar nosotros, las criaturas a las que se enfrenta son tan malvadas como el protagonista heroico. No es ninguna novedad que el icónico monstruo sea catalogado de antihéroe, siendo responsable de destruir como defender. ¿Qué defiende? Su territorio. Cada especie lucha por sobrevivir, nosotros incluidos, y los enfrentamientos acabaran siendo una obviedad. Así debemos recordar que incluso jugando en nuestro favor, nosotros no dominamos a esta gigantesca criatura, y deberíamos tener cuidado de como la tratamos, resaltando la frase del film, “La arrogancia del hombre es creer que la naturaleza está en su control, y no al revés.”


Uno podría preguntarse, ¿Qué papel tenemos nosotros en este choque colosal? Bueno, somos las hormigas básicamente. Asegurándose de dejar su huella, Edwards nunca nos deja olvidar el tamaño de las amenazas. Como dije, son escasos los momentos en que la cámara se centra en la destrucción, ya que la dirección decide concentrase en los humanos. Una decisión valiente a medida que el 90% de Godzilla es apreciado desde nuestro punto de vista. Si bien es decepcionante para aquellos detrás del clásico desfile de acción, Edwards logra escapar al tradicional juego con esta pequeña trampa, en la que la escala se impone y es muy efectiva. Revelando más y más de cada criatura, la cinta acaba por ganarse sus batallas apreciadas desde el cielo, y el espectáculo es verdaderamente aplastante, teniendo algo muy relevante con lo que concluir.

El ver múltiples escenas desde el suelo también nos promete una sólida dosis de drama humano, en el que al menos tenemos cierto interés en aquellos individuos corriendo o tomando decisiones. Algo igual de acreditable al gran elenco que, excepto por Bryan Cranston, parece casi desperdiciado al conocer de lo que es capaz. Aun así, Ken Watanabe es dueño de unas cuantas lianas memorables, así como Aaron Taylor-Johnson sirve perfectamente como protagonista.

Centrándome en Godzilla como personaje, ya que es la simple razón por las que nos ponemos cómodos en nuestra butaca, no hay dudas, es gigante, pendenciero y genial. Verlo gruñir y enojarse le entrega la esencia de antihéroe que merece, cumpliendo con todos los requisitos de uno. Imitando y perfeccionando su diseño original, el disfrute es invocado por todas sus facetas, incluso en sus fatigas luego de recibir unos cuantos golpes. Entender que una criatura, que nada y golpea la mayor parte del tiempo, posea rasgos de personalidad es impresionante, valorando el estado actual de este género. Tal es el caso, que incluso me vi asombrado al ver que su personaje necesitaba más desarrollo. Más que una protesta, el solo llamarlo un personaje lo hace el mejor de los cumplidos, aun siendo el único monstruo gigante que merece y gana ese título epónimo.

Con un tercer acto muy satisfactorio, el juego que propone Godzilla es más que bienvenido entre los espectáculos tradicionales del cine taquillero. Podrá resultar frustrante para aquellos en busca de la cinta de monstruos convencional, ya que el film utiliza más las técnicas de algo como Cloverfield que lo que Roland Emmerich presento con su infame Godzilla de 1998. Con eso detrás de sus intenciones, las películas de monstruos reciben otro respiro de aire puro, con el que la satisfacción es inevitable. Es gigante, ruidosa, inventiva y desafía la fórmula de las clásicas superproducciones. No, no revolucionara el género, pero sí será un referente a la hora de intensificar secuencias. Godzilla vuelve a pisar despiadadamente las salas de cine, y lo hace como debe, desatando el caos.

Nolan y McConaughey se adentran en lo desconocido con un nuevo trailer de “Interestelar”.

Hoy, el nuevo avance de Interstellar, lo nuevo del visionario Christopher Nolan, se luce en los cines de Norteamérica durante las proyecciones de Godzilla. En nuestro caso, no sé si el mismo corre en nuestras salas, ya que llegue un poco tarde a mi función del film de monstruos gigantes. Por suerte, tras lamentarme de no poder comprobarlo, ya podemos ver dicho avance online, en el que el director de El Origen parece volver a elevar las expectativas.

Trabajando con un concepto ambicioso sobre viajes interestelares, el abandono de nuestro planeta y la carencia de alimento, este vistazo vuelve a cumplir las reglas correctas de un trailer. Básicamente, se encarga de darnos un buen acercamiento a su protagonista, Cooper (Matthew McCounaughey), mientras se prepara para darle un futuro a la raza humana mediante el primer viaje interestelar. Lógicamente, esa travesía comienza su curso, y lo que ocurre después, bueno, tendremos que ver la película para averiguarlo.

Si Nolan y su equipo saben hacer algo con su cine, es crear misterio o ambigüedad. Ellos quieren que nos sorprendamos, quieren deslumbrarnos, y de esa forma, este avance apunta exactamente a eso. Lograr que entremos a la sala sabiendo solo lo necesario.

Interestelar llegara a los cines el próximo 6 de Noviembre.

15 de mayo de 2014

“Snowpiercer” es ciencia ficción prometedora con este nuevo avance.

Creo que he expresado mi anticipación por Snowpiercer, de Bong Joon-Ho (The Host), en el pasado. Por ello, no sé si necesito volver a explicarla; más que nada cuando este nuevo avance hace un excelente trabajo con la tarea de vender el film. Además, ¿Una suerte de distopia sobre el calentamiento global y la separación de clases? ¿Qué es lo que no suena bien?

Con un excelente argumento y un elenco todavía más sobresaliente, la película ya ha dado que hablar donde fue estrenada, y si bien una fecha en nuestro país aún está fuera de la conversación, realmente merecería tomarse en cuenta. Con la apariencia y género de una superproducción, este ingenioso film de ciencia ficción nos muestra todas sus cartas en este nuevo avance, y entre diálogos e imágenes memorables, hay mucho a lo que aferrarse en lo que presenta Joon-Ho.

La cinta expande nuestros conflictos con el calentamiento global, cuando un químico es utilizado para conseguir temperaturas más bajas. Sin embargo las temperaturas descienden exageradamente, al punto en que la vida en nuestro planeta es incompatible. Los últimos humanos se mantienen con vida dentro del Snowpiercer, un tren veloz que alberga a todos los sobrevivientes. Por supuesto, no todos reciben el mismo trato dentro del transporte, donde continúan nuestras diferencias, ya que aquellos en el frente son los privilegiados, mientras que los de atrás viven entre la miseria y la muerte. Si la historia nos ha demostrado algo, los oprimidos tienen un límite.

Snowpiercer llegara a Norteamérica este Junio, lo que nos regala suficiente tiempo para traer este estreno a nuestro país durante el 2014. Por ahora, pueden ver el avance más reciente a continuación.

14 de mayo de 2014

ESTRENOS DE HOY (15/05/14)

GODZILLA (2014)
Dirección: Gareth Edwards
Calificación: Apara a Mayores de 9 Años.
Duración: 2hr 03m
Género: Catástrofe/Acción/Ciencia Ficción
Elenco: Bryan Cranston, Aaron Taylor Johnson, Elizabeth Olsen, Juliette Binoche y Ken Watanabe.

Cines: Movie Montevideo Shopping (3D) – Movie Portones (3D) – Movie Punta Carretas (3D) – Movie Nuevocentro (3D) – Grupocine Punta Carretas (3D) – Grupocine Ejido (3D) – Grupocine Rivera (3D) – Life Costa Urbana (3D) – Life Punta Shopping (3D) – Stars Light Colonia (3D)

CASI UN GIGOLO (2014)
Dirección: John Turturro
Calificación: Apta a Mayores de 12 Años.
Duración: 1hr 30m
Género: Comedia
Elenco: John Turturro, Woody Allen, Vanessa Paradis, Liev Schreiber, Sofia Vergara y Sharon Stone.

Cines: Movie Montevideo Shopping – Movie Portones – Movie Nuevocentro – Grupocine Ejido – Life Alfabeta – Life Punta Carretas – Life Costa Urbana – Life Punta Shopping

23 SEGUNDOS (2014)
Dirección: Dimitry Rudakov
Calificación: Apta a Mayores de 9 Años.
Duración: 1hr 52m
Género: Drama
Elenco: Hugo Piccinini, Stefanie Neukirch, Susana Groisman y Lucía Senra.

Cines: Movie Montevideo Shopping – Grupocine Torre de los Profesionales – Life Punta Shopping
3 DÍAS PARA MATAR (2014)
Dirección: McG
Calificación: Sin Calificar.
Duración: 1h 57m
Género: Thriller/Acción
Elenco: Kevin Costner, Amber Heard, Hailee Steinfeld y Richard Sammel.

Cines: Movie Montevideo Shopping – Movie Portones – Movie Punta Carretas – Life Costa Urbana – Life Punta Shopping

Taquilla Uruguaya (02-04 de Mayo) – “Mujeres al Ataque” es fuerte pero “Rio 2” y “Spider-Man” son imbatibles.

Por cuarta semana consecutiva, “Rio 2” mantiene su primer puesto y refuerza su poder en nuestra taquilla, demostrando porque es el film más taquillero del año. Recaudando otro millón y medio de pesos, los pájaros de Brasil aun dieron un mejor rendimiento que el film de superhéroes más reciente, “El Sorprendente Hombre Araña 2”, la cual aún es parte de lo más fuerte este año. Así que seguimos manteniendo números grandes en lo más alto de nuestras salas.

Entre lo nuevo, “Pompeii” concluyo su primer fin de semana de forma respetable por encima de “Muppets 2” y el drama familiar de “Pasión Inocente”. Sin embargo, “¡Mujeres al Ataque!” fue la revelación de estos tres días, justo detrás de “Spider-Man”. El rendimiento de la comedia protagonizada por Cameron Diaz supero al de la adaptación juvenil de “Divergente”, y si bien lo hizo con números similares, demuestro que nuestra taquilla necesitaba un poco de humor en su ecuación. Sin importar la calidad del mismo.

Sobre el fin de semana pasado y el próximo reporte, el fin de semana pasado vio unos cuantos estrenos. Aunque, aun creo que ninguno de ellos tiene la cantidad de salas o la anticipación como para superar los mayores obstáculos en esta cartelera. Si es necesario decirlo, lo diré, veremos a “Rio” en la cima una vez más.

Pueden ver el Top 10 de la taquilla a continuación.

13 de mayo de 2014

El nuevo look de Batman en “Batman vs Superman” es revelado.

Hemos tenido unos cuantos comentarios acerca de la elección de Ben Affleck como Batman en la próxima secuela de “El Hombre de Acero”, dirigida por Zack Snyder. Muchos negativos, por cientos de razones distintas, pero parece que nadie está molesto con los primeros acercamientos a este nuevo caballero de la noche, quien luce una apariencia clásica.

Aún no sabemos si es Affleck debajo de este nuevo disfraz, pero se puede especular al respecto notando una barbilla reconocible bajo la máscara. Realmente no importa por ahora al estar tan lejos de su estreno planeado para 2016, pero si se agradece ver un estilo separado de otras adaptaciones de Batman en la pantalla grande. Sumemos el tono oscuro de la foto, un batimovil fantástico y podríamos decir que Snyder mantendrá a sus fanáticos contentos de camino al film. ¿Sera el Batman de Affleck algo distinto? Ha sido sugerido, y es bueno saber que su apariencia sugiere lo mismo.

La denominada “Batman vs Superman” llegara los cines el 6 de Mayo del 2016.

12 de mayo de 2014

CRÍTICA | PASIÓN INOCENTE (2014)

Guy Pearce en Pasión Inocente
Admirando su promesa riesgosa, uno esperaría que este drama familiar explotara o afrontara sus consecuencias de frente, sin embargo, no es el caso de “Pasión Inocente”. De esta forma, no podría culpar a nadie de perder interés en un concepto que solo puede tomar una sola dirección, y que decide enfrentarse a la misma demasiado tarde en el juego. Es ahí donde la paciencia es recompensada con unos pocos segundos, que si bien son memorables, no hacen de ésta una historia demasiado reveladora. Aunque, para aquellos amantes de la paciencia y el detalle, ésta es una melódica bomba de tiempo.

Como estudiante de intercambio, Sophie (Felicity Jones) llega al feliz hogar de los Reynolds para perfeccionar su talento detrás del piano. Su profesor, Keith Reynolds (Guy Pearce) un músico experto sobre el piano y el chelo, acoge a la joven junto a su amable esposa (Amy Ryan) y su atlética hija (Mackenzie Davis). Viviendo el día a día, la amabilidad y talento de esta familia empieza a cambiar con la llegada de Sophie, donde su sola presencia descubre la desconocida inestabilidad. La inestabilidad de un núcleo familiar envidiable.

“Breathe In” no solo se centra en el drama familiar, este es un film de melodías donde el ambiente es tan importante que la música de los artistas en escena es muy particular. Sean notas que simbolicen responsabilidad o arduo trabajo, el intercambio de notas entre Pearce y Jones es un asunto de tensión. La monotonía de una vida en familia con pocos conflictos dispara el interés de Keith como músico, con ansias de experimentar la vida que alguna vez supo vivir, pero que termino demasiado rápido. Sin importar la solución que busque ante dicho conflicto, su sola juventud parece haber desaparecido, junto con su creatividad y posible entusiasmo.

Keith es, o le gustaría ser, el artista. Aun se aferra al pasado que decidió dejar, y donde su reacción solo proviene del simple argumento que es introducido, cualquiera podría afrontar la sensación de haber perdido el tiempo. Guy Pearce le entrega suficiente poder a este personaje visto incontables veces, haciéndolo el absoluto protagonista de una pieza que eleva su nivel gracias a su trabajo. Sean sus miedosas miradas a la cámara ante a la tentación, o la presión en su rostro cada vez que debe tocar en público, su actuación es esencial. Este tipo de acontecimiento introduce un trabajo donde no tenemos a lo que aferrarnos, a medida que esperamos a que cualquier acontecimiento falle y desmorone al resto.

Escrita y dirigida por Drake Doremus, el cineasta responsable por “Like Crazy” enfoca su atención en sus dos protagonistas, como es debido. Es admirable saber que un concepto predecible es rellenado con la importancia de los involucrados, y no la necesidad por verlos dar un paso en falso. Lógicamente, una decisión de este tipo no es algo ligero y Doremus no la afronta de esa manera, aumentando la genuina naturaleza de sus direcciones al sonido de notas algo perturbadoras.

El efecto de su memorable y devastador cuadro final le otorga a “Pasión Inocente” una tétrica tranquilidad, donde las consecuencias no residen en el alboroto sino en la calamidad de su quiebre. Quiebre latente en todos los involucrados, impulsado por un tercero, y posiblemente ocasionado por el deseo de volver a tocar las épocas de inspiración que pudieron conducir a algo más. Quién sabe si las mismas hubieran transformado esos sueños en algo lo suficientemente valioso como para descartar lo vivido. Pero la tentación aún vive en nosotros, y es poderosa. Se presente como se presente.

9 de mayo de 2014

Nuevo trailer de “El Planeta de los Simios Confrontación”: Caesar y su ejército se enfrentan a la humanidad.

Es incontable el número de secuelas que acabaremos viendo este año, y si bien sus resultados pueden sonreír al final, ninguna promete más que la secuela a la precuela de “El Planeta de los Simios”.

“El Planeta de los Simios: Confrontación” se ve fenomenal y entiende lo que una secuela debe significar. ¿Toca subir las apuestas? Entonces es necesario crear un film completamente diferente al anterior donde no haya que rescatar a sus protagonistas, ya que la evolución del argumento es suficiente como para presentar nuevos peones en la historia. Y si hay peones, debemos señalar al rey, y verdadero protagonista, de esta franquicia: Andy Serkis. Serkis, célebre por su trabajo interpretando a personajes digitales como Gollum, parece haber elevado aún más su nivel en la piel del simio comandante de la revolución, Caesar. A medida que habla e interactúa, todo animador detrás de este proyecto merece un aplauso, ya que su personaje, y el resto de los simios, parecen individuos genuinos, no un par de efectos visuales. Deberían ser parte de la historia, y lo son.

Con un trailer que presenta los eventos en la Tierra tras el virus y la anarquía presentada en “El Planeta de los Simios (R)Evolución”, de verdad se me eriza la piel viéndo el avance, dado que parece responder al poder con el que la primera cinta sorprendió. Estaré esperando algo muy grande para cuando “Dawn of the Planet of the Apes” llegue a nuestros cines el próximo 24 de Julio. Mientras tanto, háganse un favor y den play al trailer a continuación.

8 de mayo de 2014

ESTRENOS DE HOY (08/05/14)

ROMEO Y JULIETA (2013)
Dirección: Carlo Carlei
Calificación: Apara para Todo Público.
Duración: 1hr 58m
Género: Romance/Drama
Elenco: Hailee Steinfeld, Douglas Booth, Ed Westwick y Paul Giamatti.

Cines: Movie Montevideo Shopping – Movie Portones – Grupocine Punta Carretas – Grupocine Torre de los Profesionales – Life Punta Shopping
PATRICK (2013)
Dirección: Mark Hartley
Calificación: Sin Calificar.
Duración: 1hr 36m
Género: Terror
Elenco: Sharni Vinson, Charles Dance, Rachel Griffiths y Damon Gameau.

Cines: Movie Montevideo Shopping – Movie Portones – Movie Nuevocentro – Life Punta Shopping
METALLICA: THROUGH THE NEVER (2013)
Dirección: Nimród Antal
Calificación: Sin Calificar.
Duración: 1hr 33m
Género: Musical/Concierto
Elenco: Dane DeHaan, James Hetfield, Lars Ulrich, Kirk Hammett y Robert Trujillo.

Cines: Movie Montevideo Shopping (3D) – Grupocine Ejido (3D)
HORAS DESESPERADAS (2014)
Dirección: Eric Heisserer
Calificación: Apta a Mayores de 9 Años.
Duración: 1h 37m
Género: Drama
Elenco: Paul Walker, Genesis Rodriguez, Natalia Safran y Nancy Nave.

Cines: Movie Punta Carretas – Life Punta Shopping
LA INFIEL (2010)
Dirección: Eitan Tzur
Calificación: Apta a Mayores de 15 Años.
Duración: 1hr 42m
Género: Drama
Elenco: Melanie Peres, Yossi Pollak, Orna Porat y Rami Heuberger.

Cines: Life Alfabeta

6 de mayo de 2014

Mads Mikkelsen vuelve a Cannes con venganza en el western “The Salvation”.

Entre “Hannibal” (La serie), “La Cacería” y su excelente villano en “Casino Royale”, estoy completamente invertido en la carrera de Mads Mikkelsen. El actor danés regresa a Cannes por tercer año consecutivo, y esta vez se presenta en el festival protagonizando “The Salvation”, un western de venganza, que de cierta manera ya conocemos. Incluso hablando de otro film fuera de competición, al igual que The Rover, ésta parece presentar algo convencional con clase, y eso es todo lo que le pido.

El personaje de Mikkelsen pierde a su familia a manos de un rufián y será su trabajo ir tras él, así como deberá asesinar a cualquiera que se cruce en su camino. Exceptuando su cuidada fotografía, no hay mucho más que agregar realmente a medida que su trailer presenta lo tradicional en el género. Dicho eso, se trata de un título prometedor para amantes de los westerns, donde, acostumbrados a ver cintas como “Django Sin Cadenas” o “A Million Ways to Die in the West”, el áspero gusto de los enfrentamientos y los balazos parece resucitar.

Pueden ver el trailer a continuación.

Jon Hamm revoluciona el Baseball en el avance de “Un Golpe de Talento”.

En realidad, Brad Pitt ya revoluciono el Baseball junto a Jonah Hill en “Moneyball” pero no podemos comparar un guion escrito por Aaron Sorkin con la mágica de Disney, suavizando y haciendo accesible cualquier historia. “Million Dollar Arm” parece recordar aquellos momentos, esos cuando la casa del ratón Mickey impulsaba cintas disfrutables y alentadores tales como “El Novato” o “El Milagro”.

Interpretado por Jon Hamm (Mad Men), JB es un agente deportivo en apuros, quien descubre el siguiente paso en el Baseball: buscar jugadores de Criquet para posicionarse como lanzadores en el deporte Norteamericano. Así es como JB viaja a India en busca de nuevo talentos, dándoles una oportunidad única a estos jugadores, quienes eventualmente cambiaran su vida, porque siempre es así. Algo bastante light claramente, pero Disney ha trabajado con estos tonos antes, y buenos o malos, siempre resultan simpáticos. Además de que cualquier espectador de paso suele recomendar este tipo de película con entusiasmo.

“Un Golpe de Talento” llegara a nuestros cines el próximo 12 de Junio.

CRÍTICA | MUPPETS 2: LOS MÁS BUSCADOS (2014)

Gonzo, Miss Piggy, Kermit, Walter y Scooter en Muppets 2: Los Más Buscados
Abordare el punto rápidamente, las secuelas suelen ser más conflictivas y ante todo recargadas, y los Muppets no harían lo contrario. No es que “Muppets 2: Los Más Buscados” pretenda cargar con ese problema conscientemente, pero a medida que lo hace, estas míticas marionetas tienen la decencia de advertirnos que su continuación no tendrá la calidad de su anterior esfuerzo. Es cierto, no la tiene. El corazón y el disfrute están limitados, pero uno no puedo enojarse con ellos. Su humor, su música y personajes siguen ahí, y siendo sinceros, ellos mismos nos dijeron que las segundas partes no funcionan. En el peor de los casos, les estriamos dando la razón.

Probablemente sería más apropiado llamarla “La Secuela Muppet” a medida que este nuevo show comienza en el exacto punto en el que “Los Muppets” termino. Los bailes se acabaron, “The End” está escrito en el cielo y ya no quedan objetivos. ¿Qué harían entonces Kermit la Rana y el resto de sus compañeros? Pues hacer una secuela, y ahí mismo es a dónde vamos. Planteando los básicos y rutinarios procesos de hacer una continuación, la película se inclina por el cliché número uno, que ve a Los Muppets realizando una gira mundial. Ahí es donde entra Dominic Badguy (Ricky Gervais), su nuevo agente. Él los llevara por unos cuantos países garantizándoles éxito absoluto, pero como podrían sospechar por su apellido, él tiene planes algo malévolos por sí mismo.

Dominic trabaja para Constantine, uno de los ladrones más peligrosos del mundo, quien casualmente también es una rana de peluche. Menos casual es su sorprendente parecido con Kermit, siendo exactamente iguales excepto por una pequeña verruga sobre la boca del villano. ¿Cuál es su plan? Bueno, insertamos el cliché numero dos cuando Constantine suplanta a Kermit y se hace pasar por el líder de los Muppets, usándolos como señuelo en distintos robos. Sus shows no hacen más que sufrir al respecto, pero con éxitos absolutos, nadie parece cuestionarse donde está la célebre rana, quien debe cumplir la sentencia de Constantine tras las rejas.

Perdonar clichés es fácil al saber que la mayor parte de su humor se ve en burlarse de conceptos visitados por comedias o films de grandes robos. En sí misma, “Muppets Most Wanted” es otro relato de estafas internacionales, donde los objetivos se vuelven más grandes a medida que los culpables y sus planes empiezan a ser descubiertos. Esto se despliega en tres líneas, cada una con sus cameos y su protagonista humano. Acompañadas por el ritmo de los personajes, en ellas todo es cubierto, desde los escapes de prisión a las investigaciones, y con un estatus global esto se agradece. Si, incluso si transforma al film en algo más grande de lo que debería ser.

Empezando por el factor humano, doblado al español por cierto, Ricky Gervais, Tina Fey y Ty Burrell son excelente acompañantes para los distintos Muppets. Los tres impulsan un acento y no le temen a al porcentaje de exageración que sus personajes ameritan. Sobre Gervais, es fácil imaginar lo que hace como secuaz de una rana que lo menosprecia, y Fey aprovecha perfectamente su rol como guardia de una prisión serbia. Aun así, mi atención se la lleva Burrell como Jean Pierre Napoleon, un detective que debe resolver los crímenes junto a Sam el Agila, el Muppet mas patriota de la pandilla. Ambos tienen diálogos entretenidos y, a pesar de ser breves, sus comparaciones tontas entre ser un detective europeo y uno americano funcionan hasta cuando se repiten escena tras escena.

Utilizando los más clásicos factores Muppet, la secuela aun llena la pantalla con más de 10 cameos entre Christoph Waltz, Salma Hayek, Saoirse Ronan, Frank Langella y otras apariciones de solo instantes, donde es necesario mirar muy rápido. Por poco se me escapan, pero aun fui capaz de ver a James McAvoy dejando solo un paquete y a Chloë Grace Moretz repartiendo diarios. Es más un juego de señalar conocidos, pero algunos resultan en chistes genuinos. Forma parte del humor característico, y con esto también llegan las canciones y momentos musicales. Obviamente, exceptuando esa melodía inicial sobre la realización de una secuela, ninguna de sus canciones es comparable con aquellas en “The Muppets”. Bret McKenzie (Flight of the Conchords) vuelve a escribir las letras y aun asegura momentos memorables, pero me apena no poder dejar la sala tarareando alguna de las diversas tonadas.

Acompañada sobre todo lo demás por un divertido corto de “Monsters University”, “Muppets 2: Los Más Buscados” consigue ser tan disfrutable como desordenada. Sí, es demasiado extensa, hay más que suficientes cameos y su argumento se tuerce más de lo necesario, pero Los Muppets son y siguen siendo tan astutos y carismáticos como siempre. Me costaría mucho resistirme a cualquier producto protagonizado por este enrome set de personajes. Así es que conflictos aparte, que los tiene, realmente no hay forma de irritarse con un film como éste. Los Muppets han hecho una secuela, y para mejor o peor, hacen lo que uno esperaría de ellos.

5 de mayo de 2014

CRÍTICA | POMPEII (2014)

Kit Harington en Pompeii
“Déjenlos quemarse, déjenlos quemarse”. Frases como esa surcaron mi cabeza durante el espectáculo que ofrece “Pompeii”, lo nuevo de Paul W. S. Anderson. Luzcas los personajes que luzcas, ese no es el tipo de sentimiento esperable en un drama/catástrofe, que es como este film de proporciones épicas pretende identificarse. Lo sorprendente sin embargo, fue percatarme de que mis deseos destructivos acabarían siendo cumplidos de alguna forma, y una vez que los créditos empezaron a descender, no me sentí mejor. Todo lo contrario realmente.

Buscando el drama, o que al menos que la tomen en serio, este es un imaginativo retrato sobre la trágica suerte de la ciudad romana, Pompeya. El juego es digno de James Cameron y su alteración de “Titanic”; la calidad por el otro lado, no lo es. De verdad, “Pompeii” intenta ser tres películas diferentes. Barajando la destrucción desde su solo afiche, el drama y el romance se abren paso junto a Milo (Kit Harington), un gladiador y el último miembro de una antigua tribu. Aparentemente, Milo es un luchador sin igual por lo que es transportado a la ciudad de Pompeya donde competirá en las ligas mayores.

De camino a esa majestuosa ciudad del título, Milo consigue enamorar a Cassia (Emily Browning), hija del gobernante de Pompeya, y lo consigue en cuestión de segundos prácticamente. El solo ver al gladiador sacrificar a un caballo herido consigue hacer que Cassia se fije solo en él, un hombre único entre todos los pretendientes a pedir su mano. Está claro, todos ellos tuvieron que ser las personas más desagradables para ver a Cassia enamorarse de Milo en escasos instantes. Pero aun así, ninguno es tan malvado como Corvus (Kiefer Sutherland), un senador romano que no solo tiene planes para quedarse con Pompeya y Cassia, sino que también es responsable de la muerte de la tribu a la que pertenecía nuestro protagonista. Conveniente, o mejor dicho ideal, para crear un romance básico, una historia de venganza y concretar un par de batallas de coliseo. Casi lo olvido, pero en cierto momento un volcán también entre en erupción, por si resulta relevante…

Las comparaciones o “referencias” a la hora de filmar fueron la mencionada “Titanic” y “Gladiador”. Por supuesto, estas resultaron comparaciones con demasiada clase al toparnos con Paul W.S. Anderson detrás de la cámara, el mismo director que introdujo barcos voladores en “Los Tres Mosqueteros”. Dicho eso, desearía que este film en cuestión fuera una secuela a aquella adaptación de la obra de Alexandre Dumas. Aquel extraño proyecto, con algo de potencial a mi ver, tenía claros sus límites y pretensiones, y frente a la tontería, al menos parecía abrazarla. Desde sus créditos iniciales y particularmente en la forma en que decide culminar, “Pompeii” cree guardar una de las historias más impactantes y poderosas vistas en cine. A la vista está que no es así, al percatarnos de que tanto su introducción como cierre se encarga de mentirnos. Ambos rellenan los 100 minutos en el medio con un relato de acción básico, cine catástrofe apurado y el romance más ágil posible; y todo con una cara seria.

Kiefer Sutherland en Pompeii

Diré algo a favor de Anderson. En algún momento debió creer que tenía un guion importante entre sus manos, ya que el director de la saga de “Resident Evil” controlo sus impulsos y consiguió abstenerse de su más preciado recurso, el slow-motion. ¿Por qué es relevante? Bueno, lo ha usado durante los últimos cuatro años, y negarse a incluirlo es una señal de que realmente dirigió “Pompeii” con expectativas más altas que las de una tonta cinta de lava y multitudes gritando por su vida. Entonces, con algo de seriedad sobre el proyecto, ¿cómo es que el film sufre de secuencias cómicas sin intención y personajes desarrollados únicamente hasta sus nombres?

Si bien acabare llegando a su gigantesca dosis de explosiones tarde o temprano, exactamente como lo hace el film, los personajes por los que deberíamos preocuparnos en esta situación son simplemente nefastos. Tocando el punto más alto y el más bajo, supongo que debería darle algo de crédito a Adewale Akinnuoye-Agbaje quien interpreta a otro gladiador, Atticus. Siendo el compañero de Milo, su papel recibe un par de golpes nada merecidos al ser la única persona en toda esa ciudad que te gustaría ver sobrevivir. Ahora, el polo opuesto se encuentra en Corvus y la vergonzosa actuación de Kiefer Sutherland. Se supone que es el villano y odiarlo es el sentimiento correcto, pero uno prefiere verlo arder solo para que desaparezca de la pantalla. Donde Eva Green consiguió algo de respeto para “300: El Nacimiento de un Imperio” con su exagerada maldad, Sutherland no hace más que hundir a “Pompeii” con un personaje similar. Exagerado es correcto, ya que cada una de sus líneas es acompañada con una cómica mueca en su cara o el material suficiente como para intentar explicarle a alguien que Sutherland es un pésimo actor. Solo oírlo decir “Él no se atrevería” con una sonrisa engreída frente a la cámara vale el precio de una entrada.

Sobre la destrucción que la película vende, no hay mucho que decir, solo que algunos ambientes digitales son cubiertos con escombros. Sumemos un tsunami, lava y personas corriendo mientras arden en llamas, y una vez más las sonrisas están a la orden del día, a medida que Harington y Browning corren de un lado a otro. Ambos intentan hacer algo, pero con todas sus cartas en la mesa ya no queda nadie que pueda salvar esta catástrofe. Entre las cenizas, Browning le pregunta a su interés romántico como los Dioses pudieron permitir algo así, y su co-protagonista no solo aguarda con una mirada enigmática, sino que parece haber olvidado la siguiente línea. No lo culpo, yo también me quedaría callado intentado reflexionar sobre qué es lo que estoy haciendo, debido a que nadie, adelante o detrás de la cámara, tiene una respuesta. Es una lastima, porque Harington claramente se esfuerza.

Admitiré que una batalla de coliseo es lo suficientemente entretenida como para calificar de oasis en el horror, y mientras descubro que puedo disfrutar de algo sin burlas, también me percato de que me he entretenido por nada menos que 40 minutos. Lo que sigue no hace más que subir el nivel de ridiculez, solo para culminar con un final absolutamente estúpido y aparentemente muy dramático. Pueden imaginarlo si quieren, sinceramente prefiero distraerme con el hecho de que, y nunca creí que diría algo así, la próxima “Resident Evil” llegara a los cines el próximo año. Qué alivio…